28 febrero, 2018

UPS´s – Sistemas Ininterrumpidos de Potencia

UPS es la abreviatura de Uninterrumptible Power System, (Sistema de Energía Ininterrumpida). Se usa para alimentar a un equipo electrónico o eléctrico, cuando se detiene o se altera su funcionamiento por un problema en la alimentación eléctrica,  evitando perdida tanto en dinero como en tiempo, ya que se puede sufrir de pérdida de información o de daños en sus componentes.

Rectificador: rectifica la corriente alterna de entrada, proveyendo corriente continua para cargar a una batería. Desde ésta se alimenta a un inversor que la convierte nuevamente en alterna. Luego de haberse descargado la batería, ésta se recarga generalmente en un tiempo de 8 a 10 horas, por lo cuál la capacidad del cargador debe ser proporcional al tamaño de la batería necesaria.

Batería:  almacenamiento de energía, cuya capacidad (en Amperes Hora) depende del tiempo (autonomía) durante el cual debe entregar energía cuando se corta la corriente comercial que alimenta los equipos que están conectados a la UPS.

Inversor: Convierte la corriente continua de la batería en corriente alterna, adecuada para alimentar a los equipos conectados a la salida del UPS. Su capacidad de potencia depende del consumo total de los equipos a alimentar.

Conmutador: (By-Pass) de 2 posiciones que permite conectar la salida con la entrada del UPS (By Pass) o con la salida del inversor.

Son aquellas donde  la red de entrada pasa directamente a la salida hasta que se produce un fallo, momento en que es el inversor quien se encarga de suministrar la energía. Esta tecnología es de bajo coste y ofrece una protección suficiente para entornos de oficina. No es adecuada en los casos en que la red eléctrica es de baja calidad (por ejemplo, en los polígonos industriales) o sujeta a frecuentes interrupciones.

Son aquellas que intercalan un transformador/estabilizador por el que se alimenta a la carga en presencia de la red. Se utiliza para la protección de las redes de empresa y aplicaciones de TI contra cortes de tensión, sobretensiones y subtensiones. El dispositivo es controlado por un microprocesador que  supervisa la calidad de la alimentación y reacciona a las fluctuaciones. La principal ventaja de la variedad Line-interactive es que permite compensar las fluctuaciones de tensión sin el uso de las baterías.

Son aquellas donde la tensión de salida es generada completamente por una secuencia de conversión de corriente alterna a corriente continua (AC/DC) seguida de una conversión de corriente continua a corriente alterna (DC/AC), obteniendo una fuente de alimentación sin ningún tipo de interferencia eléctrica. Este tipo de sistemas representan la solución más fiable para proteger cargas críticas frente a todo tipo de perturbaciones de la red eléctrica.

 

error: Content is protected !!